El logotipo - Tamaños mínimos Manual de Identidad corporativa - The menstrual club 5,7 cm 3,9 cm 2,8 cm 1,7 cm 1,3 cm 1 cm El logotipo de The Menstrual Club está creado a partir de unas formas, que depen - diendo de su tamaño, tendrán que ser modificadas para que la legibilidad de la imagen corporativa no se vea afectada. En este esquema queda reflejado que, a partir de menos de 1,3x0,9 cm de tamaño, el imagotipo se quedará con su interior de TMC Si la imagen es escalada a un tamaño menor o igual que 1 cm, solo permanecerá la forma de la gota. 0,7 cm 1 cm 1,3 cm 2 cm m c 3 m c 5 , 4 Al igual pasaría con esta segunda opción para la imagen de TMC. En este esquema queda reflejado que, a partir de menos de 1,3 de tamaño, el namin - go de The Menstrual Club, tendrá que valiar su tamaño, igualando la altura de la gota Si la imagen es escalada a un tamaño menor o igual que 1 cm, solo permanecerá la forma de la gota.

Cómo alimentarte en tu ciclo menstrual

Cuando cocino algo para mí misma, siento que le estoy escribiendo una carta de amor a mi cuerpo. Mi menstruación inicia la hoja de ruta de un nuevo ciclo y yo lo celebro con una infusión caliente -de esas que dejan un rastro de paz-, me pongo música relajante, me regalo tiempo para mí… Y en ese momento, le susurro a mi cuerpo que “estoy de su parte”.

Alimentación y ciclo menstrual están directamente relacionados con nuestra salud. Cuando descubrí que mi ciclo era un baile constante de hormonas con requerimientos  y características propias, entendí que mi alimentación no se basaría solo en una necesidad. Si quería vivir mi menstruación desde el placer, debía saber  antes qué nutrientes me reclamaba mi ciclo en cada etapa.

Por eso, antes de empezar a diseñar nuestra carta de amor, tenemos que conocer a los protagonistas: el estrógeno y la progesterona

No son ni mucho menos las únicas hormonas que intervienen en nuestro ciclo, pero inciden en gran medida en nuestros cambios fisiológicos.

El estrógeno y la progesterona actúan como el ying y el yang: son dos fuerzas fundamentales opuestas y complementarias, que se encuentran en todas las etapas de nuestro ciclo en mayor o menor medida. Y nuestro reto, como casi todo en la vida, es conseguir un equilibrio entre ambas.

¿Por qué es importante la alimentación en el ciclo menstrual?

No podría responder a esta pregunta sin resolver antes por qué es importante nuestro ciclo.  Nuestro ciclo es ‘vital’ porque vivimos con él. Durante muchos años creí que mi menstruación era un “hecho aislado”, como algo a lo que me tenía que “enfrentar” cada cierto tiempo.

Me estaba perdiendo lo maravilloso que es entender por qué hay épocas de mi vida en las que estoy mucho más receptiva al sexo, al cuidado de los demás o a luchar por mis sueños. Y otras, sin embargo, necesito encontrarme a mí misma o estar en contacto con mis verdades más íntimas.

Descubrí que todo eso no era fruto del azar: mi cuerpo se prepara para gestar vida cada mes y realiza un esfuerzo apasionante para amoldar mi cuerpo ante esa posibilidad.

Pero más allá de la reproducción, nuestro ciclo nos deja una lectura mucho más interesante: nuestras hormonas fluctúan y por ende, nuestra forma de ver el mundo es diferente.

Si aprendemos qué alimentos nos vienen mejor para cada etapa del ciclo, entonces habremos aprendido a gestionar, por ejemplo, gran parte de la dismenorrea o dolor menstrual. 

Además, conocer sobre alimentación y ciclo menstrual, nos ayudará a ser más productivas en nuestro trabajo, nos calmará en los momentos de estrés y servirá para darnos ese “subidón” de energía en nuestros momentos más “bajitos”.

 ¿Qué alimentos debo comer durante la menstruación?

¡La pregunta de oro! Nuestra menstruación es la gran protagonista de muchas nuestras dudas… supongo que es porque son los días del mes en los que somos más conscientes de lo que sucede en nuestro cuerpo.

La menstruación es llamativa, me hace un poco más introspectiva, más silenciosa… Y por eso me encanta. Porque en esta primera etapa del ciclo supone un momento de “renacer”, de empezar otra etapa.

Nuestro endometrio (el revestimiento del útero) se descama y el cuerpo lúteo degradado es expulsado por la vagina. Es un momento en el que nuestro cuerpo se “depura” de todo aquello que ha contenido durante el ciclo.

Por ello, siempre va a ser mejor apostar por alimentos que ayuden a expulsar y favorecer el sangrado.

La dieta menstrual recomendada es principalmente antiinflamatoria. Por lo que nuestra alimentación en esta etapa del ciclo menstrual será los ricos en Omega 3, calcio y potasio. Nunca me dejo fuera de la lista, por ejemplo, los plátanos, el pescado o  los frutos secos.

Pero lo más importante: ¡Bebe mucha agua!

Mantente muy bien hidratada. Piensa que el cuerpo tiende a retener entre 0,5 y 1,5 Kg de líquidos durante la menstruación.  

Las infusiones son mi complemento ideal para los días de “regla”. Son buenos sobre todo si los tomamos calientes ya que ayudan a que la mucosa del endometrio no esté inflamada. 

Además, si se combina con ingredientes como la cúrcuma, el jengibre conseguiremos un potente medicamento natural para el dolor menstrual.

Y si por te lo estabas preguntando… El chocolate también puede ayudarte. Por algo a muchas mujeres tenemos antojo estos días. Nuestro ciclo menstrual busca nutrientes como el magnesio, que actúa como calmante del dolor y nos proporciona una sensación de bienestar.

Alimentos a evitar durante el ciclo menstrual

Para favorecer nuestra alimentación y ciclo menstrual tampoco tenemos que eliminar drásticamente ningún alimento, sino potenciar el consumo de nutrientes que nos ayuden a sentirnos mejor y reducir el consumo de aquellos que no nos sientan tan bien, ya que pueden desregularizar los niveles de estrógenos. 

Por ejemplo, no abusar de la cafeína. Aunque, al menos para mí, el primer café de la mañana es absolutamente sagrado… Tenemos que intentar reducir su consumo, ya que dificulta la absorción de minerales esenciales durante esta fase, como el hierro.

Evitaremos también los alimentos enlatados (ricos en histamina) y toda la comida que nunca te haya sentado muy bien, ya que la digestión se agravará en la fase menstrual.

Alimentación y ciclo menstrual: cómo favorecer todas las fases

La alimentación basada en nuestro ciclo menstrual está de moda. Cada vez, los medios de comunicación ensalzan más el mensaje de “somos lo que comemos” y apuesta por los alimentos naturales como base de una vida saludable.

Pero… ¿Es importante la alimentación según la fase del ciclo en la que te encuentres?

¡Por supuesto! De hecho, que tengas una fase menstrual bonita y placentera dependerá también de lo que hayas comido en cada etapa.

–          En la fase folicular tendemos a tener una mayor resistencia a la insulina, por lo que podremos aumentar el consumo de carbohidratos y limitar las grasas para regular los estrógenos.

–          Una vez se haya producido la ovulación, predominarán los niveles de progesterona. En esta fase ovulatoria será mejor que bajemos la cantidad de carbohidratos y potenciemos los alimentos como las legumbres, las nueces, los cereales integrales…

–          Cuando alcancemos el otoño de nuestro ciclo y nuestro cuerpo empiece la fase premenstrual, será el momento de comer más grasas y menos carbohidratos. Nuestro cuerpo se dispone a prepararnos por si nuestro óvulo estuviera fecundado. Y el reto será convencer a nuestro hipotálamo de que estamos bien nutridas.

Cómo aprender sobre alimentación y ciclo menstrual

¿No es maravilloso que todo cambie, todo el tiempo? Si fuéramos lineales, no dispondríamos de los diferentes “conocimientos” que nos regala cada etapa de nuestro ciclo.

Y por el mismo motivo por el que no crece la misma fruta en verano que en invierno, nuestras necesidades nutritivas también son diferentes.

Hay algo apasionante en el autoconocimiento. Cuando tiras del hilo de la alimentación consciente, descubres que hay más que no sabías, mucho más de lo que podrías imaginar.

En escuela CYCLO creemos en la menstruación como mecanismo de depuración. Por eso, hemos estudiado la importancia del descanso menstrual, los requerimientos nutricionales de cada etapa y cómo equilibrar nuestras emociones con la alimentación.

Si te interesa y quieres cambiar tu forma de entender la alimentación relacionada con tu ciclo menstrual, hemos diseñado un curso en el que aprenderás a nutrir tu ciclo

Utilizaremos a los alimentos como materia prima para mejorar tu salud, tu autoestima y tu energía en tu menstruación.

CURSO ONLINE ALIMENTACIÓN Y CICLO MENSTRUAL

Para que un día, casi sin querer, descubras que has aprendido a escribirle cartas de amor a tu cuerpo.

Únete a la revolución 💜