El logotipo - Tamaños mínimos Manual de Identidad corporativa - The menstrual club 5,7 cm 3,9 cm 2,8 cm 1,7 cm 1,3 cm 1 cm El logotipo de The Menstrual Club está creado a partir de unas formas, que depen - diendo de su tamaño, tendrán que ser modificadas para que la legibilidad de la imagen corporativa no se vea afectada. En este esquema queda reflejado que, a partir de menos de 1,3x0,9 cm de tamaño, el imagotipo se quedará con su interior de TMC Si la imagen es escalada a un tamaño menor o igual que 1 cm, solo permanecerá la forma de la gota. 0,7 cm 1 cm 1,3 cm 2 cm m c 3 m c 5 , 4 Al igual pasaría con esta segunda opción para la imagen de TMC. En este esquema queda reflejado que, a partir de menos de 1,3 de tamaño, el namin - go de The Menstrual Club, tendrá que valiar su tamaño, igualando la altura de la gota Si la imagen es escalada a un tamaño menor o igual que 1 cm, solo permanecerá la forma de la gota.

Día mundial de la higiene menstrual

Hoy es uno de esos días que señalamos en el calendario. Porque tiene mucho que ver con escuela CYCLO y por todo lo que llevamos luchando todo este tiempo. El 28 de mayo se celebra cada año el Día Mundial de la Higiene Menstrual, una iniciativa que lucha por dejar atrás los tabúes y hablar abiertamente sobre menstruación e higiene íntima.

Pero no solo eso: la propuesta que empezó la ONG Wash United, también sirve de pretexto para concienciar sobre la importancia de la educación menstrual en todos los países del mundo.

¿Por qué es importante el día mundial de la higiene menstrual?

¿Te acuerdas de algún mito que te contaron sobre la menstruación? Yo recuerdo uno que me contó mi abuela: me aconsejó que no me bañara en el mar cuando estuviera  “en esos días” porque creía que la menstruación  “se podía cortar”.  

Afortunadamente, no tardé mucho en comprobar que esa historia formaba parte de las leyendas que han sobrevivido generación tras generación. Principalmente por miedo y por la ausencia total de información sobre el ciclo de la mujer.  

No me olvido del cariño de mi abuela: ella lo único que quería era cuidarme. E inevitablemente pienso en todas las mujeres del mundo, de este tiempo y de otros, que no tuvieron acceso a un mínimo de educación menstrual.

No hace falta viajar en el tiempo. De hecho, en este momento, el 50% de las niñas en la india desconocen qué es la menstruación. 

En Nepal miles de mujeres y niñas son expulsadas de sus casas cada mes por tener la “regla”.

En muchas partes del mundo, las niñas dejan de ir a la escuela por falta de productos de higiene durante su menstruación.

Por eso existe este día. Porque aún nos queda mucho para derribar todos los tabúes que existen con nuestro propio ciclo. Porque la única forma de combatir el miedo es con el autoconocimiento.

Y la reivindicación hace posible la búsqueda de recursos para que ninguna mujer en el mundo se sienta vulnerable con su menstruación.

Por qué los productos de higiene menstrual no son de primera necesidad

Pues no, al menos en España, los productos de higiene menstrual no son considerados de primera necesidad.  Por tanto, una compresa tendría el mismo impuesto que un ramo de flores: un 10% de IVA.

¿Por qué? No queda muy claro. Todo apunta a que tiene que ver con la llamada “tasa rosa”, que consiste en encarecer los productos considerados como “femeninos” en comparación con los artículos destinados al público masculino.

Los productos menstruales desechables suponen un impacto enorme en la economía. Para hacernos una idea, una mujer puede llegar a gastar hasta 12.000 compresas y tampones desechables durante sus años fértiles. En artículos que no son precisamente baratos.

Sin irnos muy lejos, en España empiezan a escucharse conceptos como ‘pobreza menstrual’. Un término que nació en Escocia, por la decisión del gobierno de  suministrar gratis compresas y tampones a unas 400.000 niñas y adolescentes que no podían comprar estos productos.

El impacto de los productos menstruales en el medio ambiente

¿Alguna vez has encontrado una compresa o un tampón en medio del mar? Creo que es una de las imágenes que más me impactan y más me duelen.

Pero es que se ha calculado que los productos higiénicos desechables suponen el 0,5 de la basura que tiramos al vertedero.

Por eso nuestra elección individual, en el fondo, también es global. Una copa menstrual bien cuidada, por ejemplo, puede durarnos hasta 10 años… Imagina cuántos tampones o compresas desechables se ahorraría el mar si usáramos más productos sostenibles.

5 consejos para mejorar la higiene menstrual

  1. Lávate respetando el ph de tu vagina: lo más aconsejable es lavarnos únicamente agua tibia cada día.  Evita usar mucho jabón, ya que el ph de nuestra zona genital es ácido, a diferencia del resto del cuerpo (Ph neutro) y puede ser perjudicial. 

    También importa el cómo: empieza con movimientos de adelante hacía atrás, para evitar trasladar bacterias del ano. 
  1. Usa ropa ancha. Los días que tengo la menstruación siempre elijo pantalones más fluidos, faldas o cualquier prenda que me ayude a moverme mejor.

    Viene bien sobre todo para transpirar y a no oprimir la zona genital.
  1. Evita la humedad, pues ayuda a que las bacterias proliferen más rápido. Esto es especialmente perjudicial en verano, cuando solemos llevar bikinis mojados durante mucho tiempo. 
  1. Cámbiate cuando llegue el momento. Tienes que tener en cuenta que dependiendo del producto menstrual que utilices tendrás que esperar más o menos en cambiarte. 

    Por ejemplo, si utilizas copa menstrual podrás tenerla un máximo de 12 horas.
  1. No te preocupes si manchas. A veces vamos muy incómodas por miedo a “mancharnos”. Para mí esa inseguridad se traducía muchas veces en posturas extrañas, compresas improvisadas con papel higiénico… Pero lo cierto es que no deberíamos preocuparnos tanto. 

    Al fin y al cabo, forma parte de  un  proceso tan normal como la vida misma. 

¿Los productos menstruales desechables perjudican nuestra higiene menstrual?

Nunca le he dado importancia a las etiquetas de los productos. Para mí, la letra pequeña no era más que algo puramente informativo y fuera de mi entendimiento. Hasta que caí en la cuenta de que en realidad mi cuerpo es como una esponja y esa “letra pequeña” incide directamente en mi salud.

Las fibras de los tampones y las compresas están en contacto directo con nuestras mucosas. Por lo tanto, todos los productos de higiene íntima influyen en nuestra salud menstrual.

Desafortunadamente, las marcas más reconocidas de higiene menstrual utilizan productos que pueden ser perjudiciales para la salud de nuestro ciclo.

Por eso, yo te recomendaría que buscaras en internet los componentes de las compresas o tampones que utilices y compruebes de qué están hechos.

 –          Algunos de los elementos que probablemente encontrarás son: cloro y dioxinas, que se introducen para blanquear. El problema es que estos productos pueden resultar tóxicos para nuestro cuerpo y favorecer la endometriosis.

–          Muchas compresas desechables nos prometen acabar “con el olor”. Para ello introducen numerosos tóxicos como perfumes irritantes, que son desfavorables para nuestra higiene menstrual.  

–          La mayoría no están fabricados con algodón, si no con componentes como celulosa o rayón, además de plásticos y geles derivados del petróleo.

– Además, no vale cualquier algodón, ya que la mayoría son transgénicos y se elaboraron con pesticidas que pueden alterar el producto y hacerlo menos higiénico.

–          Algunos productos de higiene menstrual convencionales contienen fibras sintéticas que favorecen un clima perfecto para el desarrollo de bacterias. Hay una con la que debemos tener especial cuidado: “Staphylococcus aureus”, responsable del “Shock Tóxico”

La revolución de la higiene íntima: la copa menstrual

De verdad, no exagero, para mí la copa menstrual es “el invento” más importante en la historia de la higiene menstrual.

Para empezar, por su forma. Puede parecer simple… Pero tal y como yo la veo es toda una obra de arte. Un pequeño recipiente en forma de campana (aunque también existen algunas en forma de diafragma) que recoge la sangre menstrual sin necesidad de absorberla.

Pero, ¿por qué es importante que ningún producto absorba la sangre menstrual? Pues porque productos como los tampones desperdician todos los líquidos de tu vagina, provocando sequedad.

Yo tenía muy interiorizado que la sangre menstrual era un “deshecho de nuestro cuerpo”, pero descubrí que en realidad es valiosísima. Contiene agua, células muertas del endometrio, lípidos, proteínas y hormonas como la progesterona. Y lo más curioso: tiene alto contenido en células madre, nutrientes y minerales

Además, observar nuestra sangre menstrual puede ser una práctica muy interesante para medir nuestra salud. Según su color nos puede indicar si estamos sanas, si tenemos un desajuste hormonal o alguna infección.

Compresas de tela

Antes, cuando aún usaba productos de higiene menstrual desechables, solía optar por  compresas en lugar de tampones. Supongo que porque con los tampones sentía mucha más molestia y sequedad. 

Pero reconozco que aún así, nunca he dejado de tener “picores”, dolores menstruales… Hasta que probé las compresas de tela. 

La primera vez que las usé pensaba que no serían “seguras” o que terminaría teniendo “fugas”. Pero nada más lejos de la realidad: las compresas de tela absorben lo suficiente, son transpirables, antibacterianas y completamente impermeables.

Pero lo más importante para mí es que no me dañan. En este sentido, puede ser una buena herramienta para mejorar la higiene durante la menstruación, ya que no contienen ni plásticos ni químicos. 

Bragas menstruales de algodón

Cuántas veces habré utilizado la expresión: “estas son mis bragas para la menstruación”, refiriéndome a las más antiguas y más deterioradas. Durante esta etapa del ciclo lo único que hacía era “sobrevivir” e intentar que pasara lo más rápido posible…

No sabía que era una etapa genial para conectar con mi cuerpo y utilizar ropa interior igual de bonita y de cómoda. Sobre todo desde que descubrí  bragas menstruales de algodón.

El algodón es el mejor material para la higiene menstrual, ya que permite que nuestra piel transpire y no se acumule humedad, entre otras cosas. Y si además es ecológico, muchísimo mejor.

El algodón: el mejor textil para la higiene menstrual

El primer motivo es porque respeta el pH vaginal. El pH es nuestra barrera protectora contra los gérmenes y bacterias externos, por lo que será muy importante tratar de no debilitar ese escudo.

Es hipoalergénico, por lo que evita alergias en la piel, erupciones, rojeces y picores. Por eso será especialmente bueno si tienes tendencia a las infecciones.

Los productos de higiene íntima de algodón son absorbentes. Por eso harán que no se concentre la humedad y evitará que se cree el clima perfecto para la proliferación de bacterias. 

Para el resto de días de nuestro ciclo es igual de recomendable usar prendas de algodón. Aún así, tampoco puede ser un pretexto para “obligarnos” a no comprar la ropa interior que más nos guste y nos haga sentir seguras.

Podemos hacer excepciones, o por ejemplo, buscar ropa interior que tenga un protector de algodón en la zona interior que está directamente en contacto con la vulva.

La educación: la mejor herramienta para el empoderamiento femenino

Al final, nuestro ciclo tiene un mundo interior complejo y prácticamente autosuficiente. A mí me parece fascinante porque, en realidad, nos pide poco: productos libres de tóxicos, lavarnos con el mínimo de productos…

Pero sobre todo, lo primero que nos pide nuestro cuerpo es que lo escuchemos. Aprender sobre nosotras mismas. Ojalá todas las personas menstruantes del mundo pudieran conocer cómo es su ciclo y todas las alternativas que existen para su propia higiene menstrual.

Desde escuela CYCLO queremos contagiar nuestro deseo de que la educación menstrual sea accesible para todas. Por eso, hemos hecho un evento online gratuito sobre educación menstrual, disponible entre el 28 de mayo y el 31 de mayo de 2020.

Congreso virtual de educación menstrual

ACCEDE AQUÍ

Solo así podremos quitarnos los prejuicios sobre nuestro cuerpo, ayudarnos a compartir con curiosidad nuestra propia naturaleza y a adoptar buenos hábitos para  la salud de nuestro ciclo.

¡Feliz día mundial de la higiene menstrual! 

Be a #TabooBreaker