El logotipo - Tamaños mínimos Manual de Identidad corporativa - The menstrual club 5,7 cm 3,9 cm 2,8 cm 1,7 cm 1,3 cm 1 cm El logotipo de The Menstrual Club está creado a partir de unas formas, que depen - diendo de su tamaño, tendrán que ser modificadas para que la legibilidad de la imagen corporativa no se vea afectada. En este esquema queda reflejado que, a partir de menos de 1,3x0,9 cm de tamaño, el imagotipo se quedará con su interior de TMC Si la imagen es escalada a un tamaño menor o igual que 1 cm, solo permanecerá la forma de la gota. 0,7 cm 1 cm 1,3 cm 2 cm m c 3 m c 5 , 4 Al igual pasaría con esta segunda opción para la imagen de TMC. En este esquema queda reflejado que, a partir de menos de 1,3 de tamaño, el namin - go de The Menstrual Club, tendrá que valiar su tamaño, igualando la altura de la gota Si la imagen es escalada a un tamaño menor o igual que 1 cm, solo permanecerá la forma de la gota.

Mujeres que rompen tabúes

Hubo una vez un tabú. Bueno, en realidad, hubieron muchos, por todas partes. Y aunque cada uno era diferente, todos los síntomas eran parecidos: provocan vergüenza y miedo. También eran altamente contagiosos y se empeñaban en esconder cosas tan naturales como los cuerpos, los pensamientos o el sexo. Especialmente el de las mujeres. 

Y, sobre todo, nos señalaban todo aquello que se saliera de la línea de lo “convencional”. Como si hubiera una única forma de existir, de vivir o de sentir. 

Por suerte, todo está cambiando.

Y hoy, hay mujeres que muestran sus diferencias para inspirar a otras mujeres a no tener miedo. Mujeres que hablan sin prejuicios sobre su sangre menstrual. Mujeres que descubren que hay otras formas de vivir su sexualidad. Mujeres que subrayan lo que los tabúes se encargan de esconder o silenciar. Mujeres que se descubren a sí mismas cada día en esta Escuela CYCLO.

Mujeres que rompen tabúes y que nos motivan para seguir adelante con nuestros propósitos. Hoy además, he tenido la suerte de hablar con algunas de ellas. En seguida te las presento. 

Alba Parejo: rompiendo el tabú de “Nevus Congénito Gigante”

instagram – @albaparejo_

Alba Parejo es una mujer #taboobreaker que normaliza el “Nevus Congénito Gigante” una enfermedad en el que se presenta un parche de piel de color oscuro que aparece desde el nacimieto o el primer año de vida.  A través de su Instagram Alba muestra cómo es su piel -y sus maravillosos 500 lunares-  para que sus seguidores/as sepan “la importancia de conocer la enfermedad sobre todo para que la gente la normalice y sepa que existen personas que tenemos el cuerpo lleno de lunares  y una mancha grande y así, para las personas que padecemos el Nevus Congénito Gigante, es más fácil vivir el día a día sintiéndote normal que no como un bicho raro”.

“Algo tabú es algo que no se pronuncia o no se hace por temas morales, un ejemplo sería hablar de sexualidad de forma abierta y «sin filtro» “- Alba Parejo

Su libro “Desde mi piel” es una obra literaria sobre las constelaciones de su cuerpo, en el que pretende concienciar sobre la aceptación propia y la lucha contra los cánones de belleza establecidos. Una historia que narra la importancia de amar la diferencia desde una perspectiva intimista. “Estuve yendo al psicólogo con 13 años para aprender a aceptar mi cuerpo y allí fue donde entendí que no era rara, sino especial y que el hecho de tener mi piel tenía muchas más ventajas que desventaja como, por ejemplo, que sirve de filtro a la hora de conocer gente porque solo se acercarán los que de verdad tengan interés”

Winnie Hallow, su referente a los 12 años

Sus redes sociales son una prueba de su lema “solo porque seas diferente no significa que no puedas hacer la diferencia”. Ha logrado convertirse en una referente del proceso de aceptación y liberación de los cuerpos. Para ella, es importante visibilizar y tener referentes  porque “te dan el empujón que necesitas para perseguir tus objetivos”.

De hecho, a los 12 años, también tuvo un referente cuando Winnie Harlow fue modelo del Desigual, y pudo comprobar que muchísimas personas habían normalizado el vitíligo y lo asociaban a ella. “Así que a raíz de ahí, vi que las personas que padecían la misma patología vivían sin preocupaciones porque la gente ya lo tenían visto y ahí fue cuando empecé a colgar fotografías de mi cuerpo para dar a conocer mi enfermedad”.

“El tabú se alimenta del miedo al rechazo por parte de los demás y de los prejuicios”- Alba Parejo

La importancia de visibilizar su piel

Para Alba Parejo el tabú se rompe “al hablarlo con claridad y que las personas que pasen o piensen en lo mismo, tengan la suficiente confianza de poder expresarlo sin miedo al rechazo”.  El poder de ayudar a otras personas de la diversidad de cuerpos que existen le ha dado alas para seguir inspirando pero reconoce que “antes me costaba mucho hablar de mi cuerpo y de mi rara enfermedad”. 

Liamar: rompiendo el tabú de la ileostomía

instagram – @liamarlopez

Liamar tiene 31 años, es traductora y estudiante de medicina china y tiene ileostomía debido a Colitis Ulcerosa, una enfermedad inflamatoria del colon (el intestino grueso) y del recto. Debido a eso, le intervinieron en un procedimiento quirúrgico en el cual una porción del íleon -la sección final del intestino delgado- está expuesta a través de una abertura en la pared abdominal, para permitir el paso de heces.

Liamar asegura que en general, nadie conoce lo que es la ileostomía. “De hecho, ni yo misma lo sabía hasta que me dijeron que era posible que me operasen para hacerme una ileostomía”. Por aquella época, hace 13 años, Liamar buscó mucho por internet y conseguió encontrar un foro en el que hablaban sobre ello “pero me costó mucho encontrarlo y seguía teniendo muchas dudas, que al final acabé resolviendo con mi propia experiencia”.

De hecho, se ha tenido que buscar su propia forma de explicarle al resto qué es “una bolsa”. “Recuerdo que una vez me dijeron ‘ah, ya sé lo que es eso, tienes una bolsa. Mi tío tenía una y se le explotó en mitad de un bar’. Fue la única vez que alguien me dijo que conocía a otra persona ‘con bolsa’, pero, sinceramente, esa frase solo me hizo temer que algún día ‘explotase’ en mitad de un bar”

“Algo que se esconde porque puede incomodar a la gente. Personalmente, tener una enfermedad intestinal (Colitis Ulcerosa) abrió la puerta de los tabúes y normalizó hablar, por ejemplo, de cacas. Creo que no conseguimos nada cerrando la puerta o escondiendo temas que nos preocupan o nos interesan debajo de la alfombra” – Liamar

La importancia de visibilizar la Ileostomía

Liamar lucha por visibilizar la ileostomía día a día colaborando en periódicos, asociaciones… Pero, sobre todo, mostrando con orgullo su cuerpo “cuando llega el verano y voy en bikini, sé que muchas de las personas que miran mi bolsita no saben qué es”

Para acabar con el prejuicio que hay sobre la ileostomía lo más importante son los referentes “porque esta información puede ayudar a muchísima gente. Sé que hay personas con ostomía que no salen de casa por miedo a que se les vea o se les note la bolsa, a que les miren, o a que tengan una fuga y no les dé tiempo a ir a un baño…”

“El tabú se alimenta del miedo. Del miedo al qué dirán, a lo que pensarán de ti, a no formar parte del rebaño” – Liamar

En el espacio público aún hay muy poca empatía con los casos que se salen de la norma. De hecho, muchas personas con ileostomía necesitar ir urgentemente al baño cuando tienen una fuga en la bolsa “no tienen tiempo para ponerse a dar explicaciones al dueño sobre qué es una ostomía, y a veces se niegan a que uno entre al servicio si no se toma una consumición”, asegura Liamar. También hay problemas cuando acuden al servicio de discapacitados “nos miran mal porque parecemos ‘gente normal que no va en silla de ruedas’”… 

Por eso cree que si se normalizase y la gente supiera qué es una ostomía y las dificultades que ella conlleva “quizás podríamos ahorrarnos tener que dar muchas explicaciones en nuestro intento de ir, simple y llanamente, al servicio, por ejemplo”.

“Un grupo de Facebook con más de 2500 que comparten su historia”

Para Liamar los referentes son importantes por su experiencia. Su principal motivación al principio fue normalizar su vida, enseñar su entorno, a sus amigos, su realidad, para hacer su propia vida más fácil. “Después me di cuenta de que podía ayudar a otras personas y eso me motivó mucho más”. De hecho, para ella lo más difícil es observar que a veces hay gente que le ataca o le molesta por el simple hecho de querer cambiar las cosas.

Aún así, ver que alguien que lo ha pasado mal mejora, que la gente se une y se crea una comunidad bonita en la que nos apoyamos los unos a los otros le inspira continuamente. “Hace 13 años apenas podía encontrar información en un foro y ahora hay un grupo de Facebook con más de 2500 personas dispuestas a compartir sus experiencias”. Eso, sumado a que cada vez hay más profesionales especializados en este tema como los estomaterapeutas contribuyen a romper definitivamente el tabú sobre la ileostomía.

En cuanto al resto de tabúes, Liamar siempre ha sido un libro abierto: “me gusta hablar de cacas, menstruación, sexo… Igual que me gusta hablar de cualquier otra cosa que no sea considerada tabú. Si tratas cualquiera de estos temas con naturalidad, la gente también reacciona a ello y puede darse cuenta de que no pasa nada por hablar de estas cosas”.

 ‘Pelillosalamar’, por una fotografía libre de tabúes

instagram – @_pelillosalamar_

Mar Armengol Casanovas, conocida en redes como ‘Pelillos a la mar’, es fotógrafa y creadora de contenido en Instagram. Con su arte trata de dar visibilidad a aquello considerado como ‘no normativo’, y romper tabúes en torno a los diferentes cuerpos de la mujer. 

Su feed de Instagram es un ejemplo de la diversidad, la naturalidad y la belleza de todos los cuerpos que fotografía. Podemos ver celulitis, vello corporal, granos, arrugas y todas esas cosas categorizadas como tabú especialmente en los cuerpos de las mujeres. “Todo esto es natural y algo que todas tenemos, pero creen que es algo que hay esconder, algo feo, algo malo, algo que la gente no debe saber ni conocer de ti, por eso mismo es un tabú para mucha gente. Yo siempre digo que las imperfecciones no existen ya que la perfección no existe, no salimos de un molde ni de una fábrica”

“Para mi un tabú es algo de lo que no se habla por vergüenza. Cómo por ejemplo los complejos, la menstruación, el sexo… “ – Pelillos a la mar

 La censura de instagram y las fotografías tabú

A pesar de que recientemente Instagram se ha propuesto revisar su política  y permitir el desnudo artístico o la celebración del cuerpo diferenciándolo de  la pornografía, lo cierto es que siguen estableciéndose censuras injustas. Especialmente si se trata de los cuerpos de las mujeres. Algo que Mar Armengol conoce perfectamente “todas las fotografías que me han censurado ya estaban previamente censuradas, tapando pezones y culos… pero igualmente me las han borrado. Muchas veces me pregunto si realmente lo que les molesta es la desnudez o son los cuerpos no normativos… nunca lo sabremos”.

Sin ir más lejos, su fotografía más controvertida es una de su barriga, donde hay escrito “girls support girls”. “Esta imágen no dura más de 10 segundos publicada. No tiene ningún sentido ya que no infringe ninguna norma de instagram, no hay pezones, no hay nada sexual… solo mi barriga”. 

Click a click rompiendo tabúes

En sus fotografías demuestra que debemos enseñar aquello que socialmente no está normalizado para que la gente no se avergüence de ello. Para que comprendan que la belleza está en la diversidad: “hay que mostrar sin complejos aquello que es natural y que todas tenemos”.

De hecho, uno de sus descubrimientos fue los pelos en las axilas en el cuerpo de una mujer. “Nunca había visto una mujer con pelos en las axilas, pensaba que no existía, que yo era diferente, era horrible, era una cosa que solo tienen los hombres, sabía que si lo mostraba se reirían de mí, me llamarían guarra… hasta que por primera vez vi una chica sin depilar, y empecé a entender que no hay nada malo, que todas las mujeres tenemos pelos en las axilas, que es normal, que es natural, que es bonito. Y así con absolutamente todos los tabúes, no es algo que solo nos pase a nosotras, es algo que compartimos entre todas”.

“Un tabú se alimenta de la vulnerabilidad de las personas, abrirnos y contar aquello que socialmente da vergüenza es difícil. Siempre tienes miedo a que la gente pueda hablar mal y reírse de ti” – Pelillos a la mar

Para ‘pelillos a la mar’ lo más difícil fue empezar, dar el primer paso y empezar a aceptar lo que no le gustaba de ella misma. Hacer un ejercicio por desaprender todo lo impuesto de la sociedad. Por suerte, muchas mujeres que rompían con tabúes le cambiaron la vida, le hicieron fuerte, y pudo empezar este camino. “Yo necesitaba ayudar a la gente a que no se avergonzara de su cuerpo. A que vieran la belleza donde la sociedad ve vergüenza. A que aceptaran su cuerpo y sintieran que somos válidas tengamos el cuerpo que tengamos”.

A día de hoy, Mar Armengol no tiene problemas con hablar sin tabúes sobre sus complejos, sobre menstruación, salud mental, sexo o masturbación. Aunque reconoce que hay cosas que aún se le resisten “me he dado cuenta que me ruboriza un poco el hecho de hablar sobre sexo anal, es un campo que no conozco demasiado y me cuesta hablar sobre esto con la gente”.

Para ella, su trabajo le ayuda a seguir ganando terreno a los tabúes. “Siempre recibo muchos mensajes bonitos de mujeres a las que estoy ayudando a quererse. Mujeres que gracias a mi visten como quieren sin miedo y muestran su cuerpo sin miedo”.

El tabú de la menstruación 

Como buenas #taboobreakers preguntamos a Alba, Liamar y Mar sobre el tabú de la sangre. Desde Escuela CYCLO nos interesaba saber su opinión sobre la menstruación sostenible y por qué creen que la sangre menstrual sigue siendo un tabú a día de hoy. 

Los prejuicios que hay en torno a la sangre menstrual han hecho que muchas mujeres sientan rechazo hacia su propia naturaleza y se les haga difícil “aceptar el carácter cíclico de la vida de las mujeres”. Por eso Alba Parejo cree que “la sangre menstrual sigue siendo un tabú por los prejuicios alrededor de la regla, porque poner el foco en ella plantearía hacer un cambio en el sistema social y laboral, no hay tanta información accesible, no se habla de educación sexual en los colegios y se ve la regla como un proceso doloroso y vergonzoso”

Para Liamar es un descubrimiento que le “habría encantado conocer antes”. De hecho, se compró la copa y las compresas de tela CYCLO hace ya un año y medio, y ha donado todos los tampones y salvaslips que tenía por casa. Para ella “la sangre sigue siendo un tabú por lo mismo que hablar de cacas, no está socialmente aceptado que uno hable de estas cosas, es algo que “da vergüenza”, y eso que todo el mundo hace caca, y que muchas mujeres menstruamos. No tiene sentido, pero así es como nos lo han enseñado…” 

Pero su revolución no acaba aquí y se ha dado cuenta de que “gracias a las redes sociales y a los libros que se van publicando para la población general, uno descubre que no es normal que la menstruación duela mucho, que somos cíclicas, que la alimentación influye, que los tampones no son tan buenos como pensábamos… Poco a poco, la información va llegando”.

Cuando inicias tu camino hacia el autodescubrimiento muchas personas menstruantes descubren que hay una conexión con tu cuerpo como nunca antes. Fue el caso de Mar Armengol: “Creo que conectas con una parte de tu ser bellísimo”. Ella  nunca ha sentido vergüenza al hablar de su menstruación, ya que en su casa era algo super natural. “Pero conozco a personas que en su casa no podían ni tener las compresas a la vista de su padre, ni siquiera tirar la compresa a la basura para que su padre no pudiera verla nunca”. 

Algo que no comprende porque “sangramos por la vagina, y es lo más normal del mundo”.

Es un lujo descubrir que hay tabúes que se rompen, que hay mujeres que están dispuestas a inspirar. A hablar sin tabúes de sus cuerpos, de su pie, de su sangre menstrual. Mujeres que ven la belleza en donde nadie más la había visto antes. 

Porque sí: había una vez un tabú. De hecho, habían muchos. Sobre nuestro cuerpo, nuestra sangre, nuestra forma de vida.

Pero hoy, mujeres #TabooBreakers, somos muchas más. Y gracias a vosotras estamos rompiendo todos los tabúes.

Gracias.