El logotipo - Tamaños mínimos Manual de Identidad corporativa - The menstrual club 5,7 cm 3,9 cm 2,8 cm 1,7 cm 1,3 cm 1 cm El logotipo de The Menstrual Club está creado a partir de unas formas, que depen - diendo de su tamaño, tendrán que ser modificadas para que la legibilidad de la imagen corporativa no se vea afectada. En este esquema queda reflejado que, a partir de menos de 1,3x0,9 cm de tamaño, el imagotipo se quedará con su interior de TMC Si la imagen es escalada a un tamaño menor o igual que 1 cm, solo permanecerá la forma de la gota. 0,7 cm 1 cm 1,3 cm 2 cm m c 3 m c 5 , 4 Al igual pasaría con esta segunda opción para la imagen de TMC. En este esquema queda reflejado que, a partir de menos de 1,3 de tamaño, el namin - go de The Menstrual Club, tendrá que valiar su tamaño, igualando la altura de la gota Si la imagen es escalada a un tamaño menor o igual que 1 cm, solo permanecerá la forma de la gota.

Usos de la sangre menstrual | Utilizar menstruación para pintar o regar

Agua, lípidos, proteínas, hormonas, nutrientes, minerales, células madre (más que en una médula ósea)… ¿Y tenemos que desecharla sin más? La sangre menstrual no solo es el resultado de un proceso natural que inicia otro ciclo reproductivo de tu vida.

Es mucho más: es un microuniverso de nutrientes que ha generado tu cuerpo, sin que te des ni cuenta. Un alimento exquisito para las plantas, un tinte para el cabello, una cura para la piel y quién sabe para qué más. Los usos y las utilidades de la sangre menstrual están aún por descubrir, porque antes tenemos un tema pendiente: ¡derribar los tabúes!

Posibles usos de la sangre menstrual

Piénsalo: para “producir” sangre menstrual tu cuerpo pasa por un proceso alucinante. Primero, empiezan a madurar los folículos. Gracias a los estrógenos (entre otras hormonas) se produce la liberación del óvulo. Luego la progesterona prepara a tu cuerpo para que tu útero sea la cuna perfecta para una posible fecundación. Si esto no da lugar, el cuerpo lúteo empieza a degradarse y empieza el final de otro ciclo.

Y de repente: ahí está. Tu menstruación. Que llega después de 28, 30, 34 (…) días  alucinantes en los que tu cuerpo se preparó para albergar una vida. Si lo deseas, si es lo que eliges.

Una sangre que no se derrama por ninguna guerra, ni es una herida. Una sangre que además es un cóctel de minerales y ¡células madre! Por lo que podemos darle la vuelta al tabú y empezar a encontrar los usos de la sangre menstrual.

La sangre menstrual es reutilizable (quién nos lo diría) y tiene muchísimos usos y propiedades que podemos empezar a poner en práctica.

¿Se puede usar para algo más la sangre menstrual? ¿Es recomendable?

Voy a confesarlo: yo misma he tenido prejuicios con mi sangre menstrual. De hecho, cuando empecé a usar la copa menstrual, reconozco que me costaba “tocar mi sangre” o mancharme los dedos… ¡Imagínate hablar de las utilidades que la sangre  menstrual podría o no tener!

Pero luego, cuando empecé a reconciliarme con mi ciclo menstrual, empezaron a venirme muchas preguntas… Bueno, ¿y por qué no?, ¿por qué no podría usar mi sangre menstrual para algo más?

Y, en realidad, tu sangre menstrual tiene muchísimas utilidades. Estoy segura de que muchas más de las que te voy a contar hoy. Pero aún así siempre hay excepciones, y obviamente “no todo vale”.

Por ejemplo, hace poco saltó la noticia de que una mujer llamada Maanee Chrystal -psicopedagoga holística y profesora de tantra- se bebía su propia sangre menstrual. Ella aseguraba que le ayudaba a “recuperar los minerales” que perdía durante su menstruación. Lo que sucede es que nuestro cuerpo no pierde nada durante la menstruación, o al menos, nada que ya no necesite (a no ser que tengas problemas de salud hormonal).

Esta práctica es peligrosa porque -que sepamos-, la sangre menstrual no es apta para consumo humano, al menos NO para ingerirla. Esto puede asociarse directamente a la transmisión de enfermedades, hongos e infecciones, por lo que lo desaconsejamos totalmente.

Otra de estas excepciones -y que considero que NO son aptas para reutilizar la sangre menstrual- es si consumimos productos de higiene menstrual desechables (tampones y compresas tradicionales). La explicación principal es que muchos de esos productos contienen tóxicos y perfumes que podrían “contaminar” tu sangre menstrual.  

Mi recomendación es que para darle un uso a tu sangre menstrual de forma eficiente, lo mejor es que utilices la copa menstrual para “recogerla”. Creo que es el método más eficaz para conservar todas las propiedades de tu sangre menstrual en perfecto estado y será mucho más manejable para poder darle otras utilidades.

De todas formas, si la copa simplemente “no es lo tuyo” puedes recoger tu sangre con las compresas de tela con materiales orgánicos (que no influyan en la calidad de tu sangre menstrual). Déjalas en remojo con un poco de agua durante unas horas… ¡Y listo!

Usos y utilidades de la sangre menstrual

Como te decía, hay millones de usos para la sangre menstrual. Yo te voy hacer una lista con algunos que he probado yo misma, o que he oído que funcionan de verdad… ¿Preparada, #TabooBreaker?

Pintar con sangre menstrual

Si eres de las que creen que “menstruar es un arte”, has llegado al sitio correcto. Puedes utilizar los tonos de tu sangre menstrual para pintar.

Extrae tu copa, vierte tu sangre en un vaso de agua (o si eres #taboobreaker experta en una paleta de pintura) y busca un pincel.

Puedes diluir la sangre menstrual para crear tonos más suaves, pigmentos más oscuros, mezclarlo con pinturas y obtener una increíble gama de rojos.

Si no tienes pincel, atrévete con tus manos. Sí, ya sé… ¡Pero piensa que es solo sangre! Algo natural, que no huele, que no es sucio.

Lávate bien las manos antes y después y crea algo bello. Déjate llevar, usa tu sangre menstrual y no tengas miedo: puede ser un ejercicio terapéutico de reconciliación con ella.

Prueba a buscar en Google “arte menstrual” si deseas inspirarte. Hay muchas artistas por el mundo que ya se han atrevido y los resultados son increíbles.

Regar las plantas

¿Regar las plantas… con la regla? 

Pues sí, regar las plantas con sangre menstrual está de moda. Y es un uso para tu sangre muy inteligente, ya que es efectivo 100%.

Muchos de los abonos que se venden en floristerías  y viveros contienen macronutrientes como calcio, nitrógeno, fósforo, potasio, hierro, etc… ¿Te suena?

Sí, tu sangre menstrual es un abono EXCELENTE para las plantas. Les ayudará a que crezcan más fuertes, más verdes, a crear nuevas raíces… Básicamente tu sangre menstrual es un alimento increíble para que estén sanas.

El nitrógeno de la sangre menstrual sirve para que tus plantas hagan hojas más sanas, más grandes y verdes, por lo que les regala abundancia y frondosidad.

¿Cómo regar con sangre menstrual?

  1. Recoge tu sangre con la copa menstrual. Ten en cuenta que cuánto “más reciente” sea esa sangre menstrual, será mucho mejor. Para garantizar la utilidad de tu sangre menstrual como fertilizante, lo mejor es que no pase mucho tiempo de su extracción a su uso. Tenemos que asegurar que esos nutrientes maravillosos sigan en perfecto estado, así que si no lo vas a hacer “al instante”, lo mejor es que lo conserves en frío (en la nevera vale). Y porfi, que no pasen más de 3 días.
  1. ¡Es muy importante que disuelvas con agua tu sangre menstrual! El sodio que hay en tu sangre podría hacer que la planta no absorba correctamente el calcio de la tierra. Pero si la mezclas con agua, esto ya no será un problema.
  1. Remueve el agua con tu sangre para que se mezclen perfectamente. Puede ser, por ejemplo, con un litro de agua (la cantidad variará de las plantas que necesites regar).
  1. Riega tus plantas y hablales (este último truco es de mi abuela, y creas o no en él, te pone de muy buen humor)

Ritual de reconciliación con tu sangre menstrual

Hace poco, navegando por internet descubrí que habían comunidades indígenas que consideraban la menstruación como símbolo de fertilidad y orgullo. La sangre menstrual era una “ofrenda” y la derramaban a la tierra para devolverle la fertilidad que a ellas les había sido concedida.

Lo llamaban “sembrar la luna” y además de precioso me parece muy #TabooBreaker. Lejos de toda creencia, puedes armarte de valor, ir a la naturaleza y “darle un regalo” a ese sitio que te parece mágico.

Viene genial especialmente si “te da asco tu sangre” y necesitas reconectar con la parte más salvaje y libre de ti misma.

Tinte para el cabello o la piel

Muchas personas utilizan la sangre menstrual por sus propiedades nutritivas. No sabemos con exactitud si realmente se puede pintar el cabello con la menstruación. Pero, si los nutrientes de tu sangre vienen genial para las plantas, también podrían ser beneficiosas para tu cuero cabelludo.

Aún no se sabe si realmente “podría modificar el tono” de tu cabello. Pero algunos de los usos de la sangre menstrual podrían ser utilizarlo como una mascarilla nutritiva para que  el pelo crezca más fuerte, aporte brillo, fuerza y suavidad. El modo de empleo habitual es aplicar la sangre menstrual (diluida en agua) tras el lavado (como harías normalmente) y con el pelo húmedo. Luego, muchas mujeres ponen la mezcla sobre las puntas y lo dejan actuar unos minutos. Finalmente,  lo retiran con agua. 

Personalmente nunca lo he probado y mi recomendación es que siempre se haga con la supervisión de profesionales (que puedan manipular la sangre menstrual con medidas de bioseguridad). 

Usos dermatológicos

Muchas mujeres utilizan su sangre menstrual con usos dermatológicos, para crear una mascarilla híper nutritiva que actúe contra las arrugas. Diluyen la sangre con un poco de agua, la colocan con un pincel sobre la cara, y esperan a que seque. Una vez ha actuado, lo retiran con agua abundante.

Como ocurre con las mascarillas para el pelo, creo que lo mejor es esperar a que se investigue mucho más sobre las propiedades y los buenos usos de la sangre menstrual. Sobre todo, para ahorrarnos problemas para nuestra salud dermatológica, especialmente en pieles que sean reactivas o especialmente sensibles.

Congelar células madre

¡Buenas noticias! Como te decía, se han encontrado células madres en el recubrimiento endometrial. Por lo que la investigación científica está trabajando en las utilidades de la sangre menstrual destinadas a la cura de enfermedades coronarias, neurológicas, dermatológicas, hepáticas y otras ciertas afecciones.

Por eso, puedes encontrar laboratorios donde buscan donaciones de sangre menstrual. Allí, utilizarán una técnica de criogenización e investigarán si esas células madre que hay en tu sangre podrían tener las claves para curar enfermedades como el cáncer, quemaduras severas en la piel, Alzheimer y Parkinson.

Nuestra sangre es mucho más que un desecho: es un microuniverso de nutrientes. Y poco a poco, juntas, empezaremos a darle las utilidades que merece.